miércoles, 23 de enero de 2013

Velocidad Tartil y pegajosidad

"Si es que no puede ser"....

En esas estaba yo pensando hará cosa de dos semanas.... 


"Si es que siempre que me propongo hacer una tarta está el tiempo que da asco".....


Y, ¿qué tiene eso que ver para hacer una tarta?


Pues bueno, es que tengo un trauma con el mal tiempo. El mal tiempo es para estar en la camita con el edredón hasta las orejas, o en la copa viendo la tele y hartándote de chuches.... Pero no para hacer tartas de fondant!


El caso es que siempre que me propongo hacer una tarta y hace mal tiempo me echo a temblar....debido a algo que ocurrió el 15 de diciembre del año pasado...... Día del bautizo de mi primera.... ¿sobrina prima?, ¿prima? ¿sobrina sin más?.... La hija de mi prima hermana, vaya! Que ni siquiera sé cómo se le llama al parentesco existente entre las dos.... Así que, de momento, seguirá siendo "sobrina" mientras dé con el nombrecito adecuado.....



El caso es que, era mi primera tarta de dos pisos, y estaba super ilusionada porque todo había ido de maravilla.... La había dejado forrada con fondant blanco, y todos los adornitos irían en rosa (consistentes en palomitas, florecillas y alguna mariposa hechos en fondant....)...


Y el trauma viene ahora, aunque se fue acrecentando con el paso de los segundos, minutos, y horas.....


Al despertarme por la mañana fui a por la bandeja de los adornos, y todos, absolutamente todos, habían perdido la forma!!!! Estaban blanduchos y pegajosos...... Y la tarta también! 


No se me ocurrió mejor forma de arreglarlo que poniéndolos en el frigo (craso error....) para que se endurecieran.... Ingenua de mí! Esa dureza tardó lo que tardé en poner dos maripositas en el filo superior del último piso..... que se fueron deslizando, sin prisa pero sin pausa, hasta la base de la tarta, arrastrando con ellas el royal icing, y dejando un reguero de éste a su paso.... Horror....


Con todo el sofocón del mundo mundial, la dejé como pude en el frigo, me vestí y llegué a la iglesia justo antes de que terminase la ceremonia....Sin dejar de rondarme la idea de que los invitados tomarían sopa dulce con bizcocho en vez de tarta....


Cuando llegó el momento de llevarla donde los invitados, me percaté de algo aún más monstruoso.... El segundo piso se había desplazado casi hasta caerse del primero! Me muero! Tal demostración de velocidad tartil me dejó anonadada..... Y solo tenía minutos para arreglarlo como pudiese.....


Mi segundo gran fracaso en tema reposteril, y el más doloroso, también he de decirlo. Que una sólo tiene una tarta de bautizo en su vida!!! Qué horror....



Daniela, la nena con la tarta de bautizo más horrible gracias a su tía-prima, tía, prima o  como se  diga

Pues de todo eso me acordaba yo, cuando una muy buena amiga cumplía años, y para ese finde daban un tiempo asquerosillo..... 


No dejaba de pensar en ello, antes de hacer el bizcocho, durante el horneado, al día siguiente al forrarla y decorarla.... y esa noche tuve pesadillas con que la tarta se deshacía! 


Pero no, me levante y estaba intacta..... Pero, eso sí, en el trabajo llamé 300 veces a casa para saber si seguía intacta jajajaja! Quizás fue porque decidí echarle al fondant un poco de CMC (el sustituto de laboratorio de la goma de Tragacanto). O quizás no. El mundo reposteril está lleno de incógnitas que debo ir resolviendo.... 


El resultado fue este: 



Atención al "Muuuuuchas Felicidades!!" jajajaj, instante de inspiración reposteril donde los haya...


Una vaca-tarta muy simpática!
Esta tarta bien podría llamarse "Vaca-tarta Muerte por Dulce de Leche", ya que toda, excepto el fondant, está hecha de dulce de leche! 

Me inspiré en la receta de Alma para sus cupcakes de caramelo, pero sustituí el azúcar normal por azúcar moreno, y el caramelo por dulce de leche, quedando así:


Ingredientes para un molde para layer cake de 20cm (salen 3 bastante gorditos, que tendréis que rebajar al nivelarlos):

  • 230 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 440g de azúcar moreno
  • 4 huevos M (realmente yo eché 3, porque me parecieron muy grandes para ser M!)
  • 540g de harina
  • 3 cucharaditas de levadura química
  • 240 ml de leche semi desnatada
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 6 cucharadas de Dulce de Leche bien hermosas, o al gusto

Los pasos a seguir...

1. Tamizamos la harina con la levadura química.

2. En un vaso, mezclamos la leche con el extracto de vainilla.
3. Engrasamos el o los moldes de layer cake (yo solo tengo uno, así que me pego toda la tarde o mañana haciendo sólo el bizcocho... ).
4. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare.
5. Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen (no todos a la vez, que puede cortar la masa y aparecer grumos raros!).
6. En este punto en cuando yo encendería el horno para precalentarlo a 180º, en la opción de "Repostería" (que en el de casa enciende las dos resistencias). Soy muy lenta y el horno siempre termina de precalentarse antes de que yo termine con la masa.... Así que este paso lo podéis hacer antes, o después. El caso es no malgastar energía. 
7. Añadimos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore.
8. A continuación, añadimos la mitad de la leche con el extracto de vainilla y volvemos a batir.
9. Añadimos la otra mitad de la harina y batimos.
10. Y por último el resto de la leche.

Echamos la primera capa de masa en el molde y horneamos hasta que al introducir un palillo en el centro salga completamente limpio. Eso serán, dependiendo del horno, unos 25 - 30  minutos. 


Una vez hecho, lo sacamos, dejamos 5 minutos en el molde, y luego desmoldamos y se deja en una rejilla enfriándose.


Así con todas las capas.

Fotos hechas por mi hermana...


Y mientras se siguen horneando, se hace el relleno.


La receta original de Alma usaba para el copete del cupcake un buttercream de merengue suizo.... pero yo no lo he hecho aún, y no tenía tiempo para inventos arriesgados..... Así que hice un buttercream de dulce de leche, que es algo que manejo mejor: 



  • 200 Gr. de azúcar glass
  • 200 Gr. de mantequilla sin sal
  • 6 cucharadas de Dulce de Leche, o bien al gusto, siempre y cuando el buttercream quede consistente y manejable. 

Tamizar el azúcar glas es super importante, porque puede traer trocitos cristalizados de azúcar que no se deshacen con la batidora...

Primero suelo batir la mantequilla por separado para que se vuelva más cremosa, y luego voy añadiendo el azúcar, y por último el dulce de leche, batiendo al final bien rápido, hasta que coja una buena consistencia y desaparezcan los granitos de azúcar.





 Encima, entre capa y capa de bizcocho, no contenta con la bomba calórica que es el buttercream de por sí, eché una capita de dulce de leche tal cual.....por si acaso no estaba demasiado dulce o no se daban cuenta de que llevaba dulce de leche.... XD                                                                                                                           

                                                                                                                                                        


Felicidades Bea!
Por cierto, la vaquita es hecha a mano, y las manchas de vaca, intenté hacerlas con un patrón en papel, pero me cansé fácilmente, y las hice a ojo.... Las florecillas rosas están hechas con un cortador de PME, y las otras a mano, figurando pequeñas rosas.

Espero que os haya gustado!!




Bea con el melocotón mundial, con su tarta y unos "batidos" para acompañar




P.D. 1: ¡Vaya post largo!

P.D. 2: Y sí, hay fotos de la tarta del bautizo, y no las pienso poner XD.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario